Distribución de la grasa corporal

La obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por un aumento de la masa grasa y en consecuencia un aumento de peso corporal.

No se trata solo de un problema estético sino que la obesidad es una enfermedad que a su vez predispone a sufrir otras enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, insuficiencia venosa en las extremidades, hiperuricemia y gota, problemas en articulaciones, problemas digestivos, hasta problemas respiratorios como el síndrome de apnea obstructiva del sueño.

Las complicaciones de la obesidad dependen de la distribución de la grasa corporal.

En los hombres la grasa tiende a acumularse en la zona abdominal, en el tronco, nuca y cara, se llama obesidad androide, central o en forma de manzana. Este tipo de obesidad afecta al corazón, pulmones, hígado, riñones, y supone un riesgo mayor a sufrir complicaciones cardiovasculares o metabólicas (diabetes, colesterol alto, hipertensión, problemas cardíacos).

En las mujeres la grasa tiende a acumularse en la zona de glúteo, caderas y parte inferior del abdomen, se llama obesidad ginoide, periférica o en forma de pera. Afecta a riñones, útero, vejiga, piernas y se relaciona con problemas venosos en les extremidades inferiores como las varices.

Con la medida de la circunferencia de la cintura se puede conocer el riesgo de acumulación central de la grasa. Cuando la circunferencia es superior a 102 cm en hombres y a 88 cm en mujeres es considera riesgo elevado.

Si te cuesta perder peso y piensas que podemos ayudarte, ¡lláma al 629 363 674 y pide hora!