La dieta mediterránea, Patrimonio de la Humanidad

El pasado mes de noviembre la Unesco incluyó la dieta mediterránea en la Lista de Bienes Patrimonio de la Humanidad.

La candidatura fue presentada por España, Grecia, Italia y Marruecos, cuatro paises unidos por el Mare Nostrum que comparten además los ingredientes principales de sus recetarios.

Culturas gastronómicas que giran en torno a los alimentos frescos y de temporada, con predominio del olivo, el trigo, la vid y una amplia variedad de frutas, verduras y hortalizas, legumbrespescados, frutos secos, que se condimentan con hierbas aromáticas y especias. Alimentos que nos aportan algo más que nutrientes en la forma de cocinarlos y comerlos con la familia, alrededor de la mesa, ya que la dieta mediterránea no es sólo un patrón alimentario sino una filosofia de estilo de vida que se vive y se transmite de generación en generación.