Gazpacho, la sopa más refrescante

El gazpacho es un plato ligero, hidratante y lleno de vitaminas y minerales. Rico en sustancias antioxidantes que lo convierten en la sopa estrella de un menú antienvejecimiento. Contiene principalmente vitamina C, carotenos, folatos, vitamina E, potasio, magnesio y otros oligoelementos en función de los ingredientes que utilizamos. Forma parte de recetarios de climas cálidos por sus propiedades refrescantes, ideal para un día de playa o de piscina, indicado para mejorar la salud cardiovascular y para aportar una ración de hortalizas crudas al día.

Ingredientes:

1 kg de tomates maduros

1 cebolla

1 diente de ajo

½  pimiento rojo

½ pepino

2 rebanadas de pan sin corteza

aceite de oliva virgen, sal y vinagre

Preparación:

Poner a remojar el pan con vinagre de vino blanco. Triturar todos los ingredientes con una batidora eléctrica hasta conseguir una textura homogénea. Añadir dos vasos de agua fría y corregir de sal y vinagre. Guardar en la nevera y servir con dados de pan tostado.

La receta de gazpacho admite muchas variaciones. Podéis sustituir el pimiento rojo por verde, o poner de los dos, anular el pepino y aliñar a vuestro gusto.

Buen provecho!