Turrones, neulas y polvorones

Los dulces típicos de estas fiestas, muy ricos en azúcar y en grasa, no son de los más saludables y equilibrados para nuestra dieta. El secreto, sin embargo, está en la cantidad. Si los reservamos para los días señalados y se consumen con moderación, podemos comer de todo.

Los turrones están hechos básicamente con miel, azúcar, almendras y otros ingredientes como la clara de huevo, avellanas, chocolate, licores, etc. Neulas y polvorones llevan harina, manteca de cerdo o mantequilla. Son alimentos muy energéticos y con un elevado contenido en grasa. Aunque la grasa que aportan los frutos secos es de tipo insaturado y con propiedades cardiosaludables. No es el caso de los polvorones y mantecados, que al llevar manteca de cerdo o mantequilla, es grasa saturada, la que tenemos que evitar sobretodo si tenemos el colesterol elevado.

En cuanto a las calorías conviene saber que:

  • 1 trozo de turrón de 25g = 130kcal
  • 1 polvorón = 160kcal
  • 2 bombones = 90kcal

Eso significa que 100g de estos dulces nos aportarían aproximadamente unas 500 kcal, que es el 25% de la energía que la mayoría de gente necesita para un día.

Si no queremos que este exceso de calorías se guarde en nuestro cuerpo en forma de grasa, tenemos que movernos más. Por esta razón hay que aprovechar todas las ocasiones que se nos presenten para movernos. Ya sea ir al gimnasio, andar más y a paso ligero, salir a correr o en bicicleta, ir de excursión o ir a bailar.

Y antes de sacar la bandeja de turrones a la mesa, comer un poco de piña, que es muy rica en fibra y en enzimas digestivos como la bromelina que nos ayudará a hacer mejor la digestión.