4 normas para preparar alimentos seguros

Las toxiinfecciones alimentarias se producen cuando una persona consume un alimento contaminado por un microorganismo. El agente causal puede ser una bacteria como en la salmonelosis, una toxina producida por una bacteria como en el botulismo, un virus como por ejemplo en la hepatitis A o un parásito como es el caso del anisakis.

Actualmente el potencial de que aparezcan toxiinfecciones alimentarias es mayor que nunca, debido al incremento en la producción centralizada de alimentos y que estos tienen que realizar largos recorridos en su procesamiento y distribución hasta llegar al consumidor.

Además, se ha producido un aumento en el consumo de alimentos crudos o poco cocinados y también en el consumo de alimentos fuera de casa. A todas esas causas debemos añadir las altas temperaturas del verano que favorecen el crecimiento de microorganismos.

Los alimentos más implicados son los huevos, el pescado y marisco, las carnes y las cocas o pasteles. Los principales factores contribuyentes son, en el siguiente orden, una refrigeración inadecuada, el consumo de alimentos crudos y la preparación de la comida con excesiva antelación.

Os adjuntamos un tríptico con 4 normas para preparar alimentos seguros de la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria para extremar las precauciones y evitar, nunca mejor dicho, un dolor de barriga.

Descargar tríptico 4 normas para preparar alimentos seguros.