El peso de la madre antes del embarazo influye en el feto

Estudios actuales manifiestan que las mujeres con obesidad, es decir con un índice de masa corporal o IMC superior a 25, y las mujeres que tienen un bajo peso, índice de masa corporal o IMC inferior a 18,5, tienen más riesgo de padecer complicaciones durante el embarazo.

Sabemos que la alimentación de la madre gestante es clave para el buen desarrollo del futuro bebé, pero además ahora se ha visto que el peso de la madre antes del embarazo es también un factor importante a tener en cuenta.

La ganancia de peso durante la gestación y la composición corporal son diferentes dependiendo del peso pre-gestacional. Las mujeres obesas tienen más riesgo de padecer diabetes gestacional, hipertensión, preeclampsia, parto prematuro y el bebé tiene más probabilidades de tener obesidad infantil. Mientras que las mujeres con peso insuficiente tienen más probabilidades de tener bebés con bajo peso al nacer.

Las mujeres obesas suelen tener un consumo elevado de calorías y una ingesta insuficiente de nutrientes. Es necesario que cambien sus hábitos alimentarios y estilo de vida para perder el exceso de peso antes del embarazo. En ningún caso el embarazo es un buen momento para adelgazar, ya que comportaría un riesgo para el feto.

Y si se trata de ganar peso también habrá que seguir una dieta sana y equilibrada que aporte todos los nutrientes necesarios, aumentando el consumo de alimentos calóricos sanos como por ejemplo los frutos secos.

Es muy importante pues que la futura madre esté en una situación de normopeso antes de quedar embarazada, con un índice de masa corporal entre 18,5 y 25.

En la Cátedra Danone de Salud Infantojuvenil celebrada el mes pasado en el Hospital Universitario Sant Joan de Déu de Barcelona se ha presentado una Guía de dieta sana y equilibrada para mujeres gestantes o con deseo de gestación. Se recomiendan los alimentos ricos en grasas omega-3 o suplementos de 200mg diarios de DHA (ácido docosahexanoico), alimentos ricos en hierro o suplementos si es necesario, ácido fólico antes y después del embarazo, una buena ingesta de calcio y de vitaminas antioxidantes.

Calcula tu índice de masa corporal con nuestra calculadora en la página de control de peso.

Y si estás planeando tu embarazo y quieres mejorar tu alimentación, ¡llámanos y hablamos!