Masticar bien y comer a conciencia

Para disfrutar de una buena salud intestinal hay que tener presente que la digestión de los alimentos empieza en la boca y que es importante masticar bien para facilitar que se mezclen con la saliva y puedan actuar las enzimas digestivas.

Comer a conciencia significa prestar atención a lo que se come, apreciar el color, la temperatura y la textura, saborear los alimentos, aprender a comer de forma lenta y parar cuando ya no se tiene hambre. De esta manera evitamos comer más de lo necesario, pues cuando los alimentos llegan al estómago y al intestino se liberan unas señales de saciedad que viajan desde el sistema digestivo hasta el cerebro. Entonces es cuando el cerebro envia la información de que ya hemos comido suficiente y no debemos comer más. Si comemos con prisas no hay tiempo para que estas señales actuen y se tiende a comer más cantidad de lo necesario.

No masticar bien hace que lleguen alimentos sin digerir al intestino favoreciendo el desequilibrio de la microbiótica intestinal y perjudica la mucosa. Provoca digestiones lentas, con absorción deficiente de nutrientes y un producción excesiva de gases.

Uno de los motivos por los cuales se mastica mal es cuando comemos mirando el televisor o leyendo. Entonces no se saborea la comida, se mastica poco, se ignoran las señales de saciedad y uno come más de la cuenta.

Tener una buena salud intestinal es clave para que el organismo funcione bien y repercute de forma directa en nuestro estado de salud general.