5 trucos para aligerar los menús de fiestas

Esos días de fiestas navideñas se tiende a comer más cantidad de lo que hacemos normalmente, y además son comidas más calóricas de lo que comemos cuando no hay celebraciones. Sin embargo, los días festivos son 4 ó 5, y con unos cuantos trucos evitaremos sumar demasiadas calorías.

Aperitivos: se puede hacer un aperitivo saludable y ligero escogiendo bien los ingredientes. Berberechos o mejillones al vapor, brochetas de fruta,  taquitos de piña con jamón o melón con jamón son mejor opción que las aceitunas, el queso, los cacauetes y las patatass chips.

Escudella y “carn d’olla”: desgrasar el caldo, evitar la butifarra, si la sopa se sirve con pasta de galets no poner además patata, y si después sigue un plato de carne ahorrar las pilotillas en la sopa.

Rustido de pollo o pavo: mejor rustir el pollo troceado que hacerlo relleno de carne picada y frutos secos, sustituir las ciruelas y los piñones por una salsa de manzana y cebolla.

Canelones: sustituir el foie por setas, probar unos canelones de pescado o espinacas con gambas, cambiar la bechamel por una salsa de tomate natural con orégano.

Bebidas: cuidado con la bebida de la comida y la sobremesa, ¡todo lo que lleva alcohol va sumando calorías! Una agua con gas, un té verde con limón o una infusión digestiva pueden ser una buena alternativa.

Y no olvidéis que para ayudar a quemar el exceso de calorías hay que moverse más!

Que tengáis una FELIZ NAVIDAD!!!