Pastel de moniato

Uno de los motivos por los que más me gusta el otoño es por los alimentos que tenemos en esta época del año.

Frutas como la granada, la uva, los higos, las primeras mandarinas, las castañas, también es época de setas, de calabaza y de moniatos.

El moniato o boniato es un tubérculo energético rico en hidratos de carbono, especialmente en almidón, que le confieren un sabor dulce. Aporta también potasio, beta-caroteno y ácido fólico.

Hace más de un año que tengo esta receta de pastel de moniato y siempre que la he compartido ha resultado ser un éxito, de manera que me he decidido a publicarla en el blog.

Ingredientes

  • 500 g moniato
  • 100 g mantequilla
  • 200 g azúcar moreno
  • 120 ml leche arroz
  • 2 huevos
  • 20 g Maizena
  • canela en polvo y esencia de vainilla

Preparación

Hornear los moniatos a 180ºC. Pelar y pasar por el pasapurés o chafar con un tenedor.

Batir los huevos con el azúcar, la vainilla, la mantequilla fundida y la leche.

Añadir la Maizena, el puré de moniato y la canela.

Mezclar bien hasta que quede homogeneo y poner en un molde para cocer al horno unos 40 minutos a 180 ºC con calor arriba y abajo.

Un par de trucos: es mejor coger un molde que no sea demasiado alto para que quede bien cocido de la parte del medio y hay que dejarlo enfriar bien antes de desmoldar.

En casa nos gusta mucho la canela y le ponemos 2 cucharadas de postres.

Este pastel no contiene trigo ni ningún ingrediente con gluten, así que los podran disfrutar personas celíacas y con intolerancia al gluten.

¡Espero que os guste tanto como a mí! ¡Buen provecho!