Bizcocho vegano de algarroba y naranja

Mayo ha sido un mes de mucho trabajo con poco tiempo para cocinar y menos para escribir en el blog, sin embargo ésta ha sido una receta estrella que no había hecho nunca antes y que ha tenido mucho éxito en casa. Es una receta vegana que me pasó mi amiga Marta y se prepara con Thermomix, aunque la podéis hacer con cualquier batidora o robot de cocina.

Sorprende el sabor a chocolate que se consigue con la algarroba y a pesar de tener un color intenso queda muy ligera, pues a diferencia del chocolate la algarroba contiene muy poca grasa. Además, botánicamente pertenece a la familia de las leguminosas, por lo que es rica en hidratos de carbono que le confieren cierto sabor dulce. De ahí que he reducido la cantidad de azúcar de la receta original y además le he añadido una naranja, pues me gusta mucho la combinación de cítrico y chocolate.

No lleva leche ni ningún tipo de derivado lácteo, y tampoco lleva huevo, de manera que es ideal para aquellas personas que no puedan tomar leche o huevo ya sea por intolerancia o alergia a alguno de sus componentes.

Ingredientes:

  • 1 naranja entera de zumo sin pelar
  • 60 gramos harina de algarroba
  • 160 gramos harina integral de espelta
  • 70 gramos aceite de girasol
  • 30 gramos aceite de coco desodorizado
  • 150 gramos de panela
  • 250 gramos de leche de espelta
  • 1 sobre de levadura Royal

Preparación:

Poner en el vaso de la Thermomix la naranja troceada con el resto de ingredientes líquidos y la panela. Tapar y triturar 2 minutos a velocidad 5.

Añadir la harina de algarroba, la harina de espelta y el sobre de levadura Royal. Tapar y mezclar 20 segundos a velocidad 6.

Verter en un molde de silicona e introducir en el horno ya precalentado, hornear durante 40-45 minutos a 180º.

¡Espero que os guste tanto como a nosotros!