Hongos medicinales shitake y maitake

Los hongos medicinales shitake y maitake son muy usados en la medicina tradicional china y japonesa donde se cultivan desde hace más de 2.000 años. Se trata de setas comestibles por lo que se consumen como alimento pero su mayor interés es por las propiedades medicinales que presentan.

Además de sus propiedades nutricionales, se les atribuyen propiedades adaptógenas, inmunoestimulantes y anticancerígenas.

Desde el punto nutricional destacan por su aporte en trealosa (un disacárido que actúa como prebiótico sobre la microbiota intestinal), tienen todos los aminoácidos esenciales, son fuente de ergosterol (provitamina D) y tienen germanio (propiedades antioxidantes). Pero los beneficios medicinales de este tipo de setas se deben a que son muy ricas en beta-glucanos, un tipo de polisacáridos con actividad estimulante sobre las células del sistema inmunológico.

Shitake y maitake son los más conocidos y a menudo se comercializan juntos en forma de extractos en complementos alimenticios. Además de sus propiedades inmunoestimulantes pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéricos, tienen actividad antihipertensiva y antidiabética, de manera que pueden ser útiles para mejorar el perfil lipídico, en casos de síndrome metabólica, aterosclerosis y diabetis.

Se consideran adaptógenos por su capacidad de estimular al cuerpo a adaptarse frente al estrés físico y mental. Tradicionalmente se usaban para combatir el agotamiento y la debilidad, reforzar la energía frente a patógenos externos y prevenir el envejecimiento prematuro.

También pertenecen a este grupo de setas medicinales el reishi, el champiñón del sol, el cordyceps y la melena de león. A menudo se encuentran combinados entre sí y en productos que unen la micoterapia con la fitoterapia, lo que crea sinergias que permiten optimizar dosis y concentraciones. Como complementos alimenticios es conveniente utilizar hongos en forma de extracto estandarizado y con certificados de cultivo ecológico.

Como alimento, shitake y maitake forman parte de la cocina oriental y de las cocinas vegetarianas y veganas. Pueden comprarse frescos o secos y usarse para preparar caldos, sopas, con arroz, pasta u otros cereales, con verduras e incluso para preparar patés vegetales.