Depurar el organismo

Después de todas las comidas que hemos hecho durante las fiestas llega la hora de depurar el organismo y eliminar las toxinas acumuladas.

Los dos órganos de nuestro organismo encargados de limpiar son el hígado y el riñón. Y hay que ayudarlos a funcionar mejor con nuestra alimentación para que puedan eliminar los excesos de grasa y de azúcar.

El alimento clave para el hígado es la alcachofa. La podemos hacer hervida, al vapor, con la olla a presión, al horno, al microondas, a la brasa, queda buena de todas las maneras. Una crema de alcachofas, una tortilla de alcachofas, para acompañar una carne o un pescado. Yo os recomiendo que si la hacéis hervida os bebáis el agua de la cocción para aprovechar mejor sus propiedades.

Como diurético haremos un caldo de apio y cebolla, cortados a trozos y hervido durante 20 minutos. Sin sal. Beber esta agua a lo largo del día.

También podemos hacer infusiones de plantas como la bardana, la cola de caballo, el abedul o el diente de león.

Recordad reducir el consumo de sal y beber 8 vasos de agua al día.

La semana que viene os hablaré de las algas, un alimento excelente para equilibrar el organismo.