Verduras de invierno contra el cáncer

Frutas, verduras y hortalizas contienen muchos compuestos bioactivos que actúan como protectores del cáncer. Pero especialmente el grupo de las coles, coliflor, col de Bruselas, brócoli, ajos, cebollas y puerros.

Contienen unos compuestos llamados glucosinolatos y organosulfurados que tienen un papel muy importante en la alimentación por sus propiedades protectoras frente al cáncer.

Son verduras de invierno, las que encontramos ahora en los mercados y que tienen que estar presentes de forma habitual en nuestra dieta porque son muy saludables.

Para aprovechar mejor las propiedades del brócoli su cocción debe ser corta, entre 4 y 5 minutos, hervido o al vapor pero que quede al dente, solo o combinado con otras verduras y aliñado con aceite de oliva virgen. Excelente para acompañar un plato de arroz o pasta, carne o pescado.